¿Qué es una Fachada Ventilada y Cómo Funciona?

fachada ventilada

¿Qué es una Fachada Ventilada?

Una fachada ventilada es un sistema inventado para optimizar el aislamiento térmico y acústico del edificio que poco a poco se va consolidando.
Estas fachadas proporcionan un magnífico aislamiento e impide la pérdida de energía favoreciendo el ahorro y aislamiento acústico.
Goza de mucha aceptación entre constructores y arquitectos dado las ventajas que obtenemos con su instalación. La fachada ventilada está integrada por:

  • El muro de soporte: Es el cerramiento en el que se ancla la fachada ventilada. Suelen ser de ladrillo u hormigón.
  • La capa aislante: Es el material de aislamiento térmico y acústico producido por la fachada ventilada. Hay diferentes tipos como la espuma de poliuretano proyectada, lana de roca, poliestireno extruido…
  • La cámara de aire: Es el espacio entre la capa aislante y el revestimiento. En época invernal evita las humedades por condensación y en verano, por el efecto chimenea, nos protege del calor. Para la buena ventilación de la fachada ventilada se necesita un mínimo de 3 cm de cámara de aire, para facilitar la entrada y salida de aire por la zona inferior y superior de la fachada y por la junta abierta entre placas.
  • El revestimiento: El revestimiento o aplacado es la capa externa de la fachada y le da su aspecto estético y otras propiedades. Es de distintos materiales como piedra natural, gres porcelánico, cerámica extruida, piedra artificial etc.
Mira este post relacionado  Qué es la Envolvente Térmica de un Edificio y su Importancia

Lo más importante en esta estructura es que tenemos una cámara de aire entre el aislante y el revestimiento. Lo cual provoca un efecto chimenea, esto significa que el aire caliente va a subir por el conducto creado. De tal forma que logramos un aislamiento seco y un ahorro en consumo energético.

¿Qué es mejor fachada ventilada o SATE?

 

  • El sistema SATE funciona: recubriendo la envolvente con el material aislante. Este es un buen método, pero al estar directamente en contacto con la fachada no hay cámara de aire nos obstante es un sistema muy efectivo. En la fachada ventilada como hemos visto sí que tenemos cámara de aire.
  • Si comparamos su instalación: el SATE se adosa directamente encima de la envolvente existente mediante adhesivos y sin perfilería, el sistema de fachada ventilada es más complejo de instalar. La instalación de la fachada ventilada requiere de una nueva subestructura de perfiles, para después nivelarlos y aplicar el acabado.
  • Si comparamos su inversión económica: la complejidad de la instalación de la fachada ventilada en comparación al SATE provoca que la fachada ventilada sea más cara. Tenemos que ser conscientes que estos sistemas de aislamiento, aunque suponen un gasto económico inicial considerable, permiten recuperar la inversión gracias a los ahorros en el consumo de climatización aparte del enorme confort climático que nos aportan.
  • Ambas instalaciones resultan excelentes opciones, aunque el SATE tiene un menor coste de instalación y un rendimiento similar.fachadas ventiladas

¿Cuál es el mejor material para fachada ventilada?

Las principales entre otros tipos son la fachada cerámica, fachada de hormigón prefabricado y también la fachada metálica. Pasamos a explicar sus rasgos principales:

Mira este post relacionado  Cómo arreglar fachadas en Barcelona

Fachada ventilada cerámica

El material cerámico nos aporta unas propiedades idóneas en contraposición a otros materiales, como el aluminio, madera, etc., debido a que, entre otras cualidades, se trata de un material incombustible, casi totalmente impermeable, nos protege de polvo, grasas y se limpia con facilidad. Muy bajo en el coste de mantenimiento de la fachada ventilada cerámica.

Fachadas ventiladas de hormigón prefabricado

Tal como ocurre con los materiales cerámicos, las placas de hormigón prefabricado son un producto no poroso, de alta resistencia al impacto, impermeable al agua y resistente a grafitis. Este sistema formado por hormigón polímero, por su composición, es idóneo para instalación de fachadas ventiladas en ambientes salinos. Dado que estas placas, de un espesor de entre 11 a 14 mm, están protegidas por un escudo superficial que protege la fachada ventilada de los rayos UV y de otras inclemencias meteorológicas.

Fachadas Ventiladas con materiales metálicos

Las principales ventajas que ofrece este sistema metálico de fachada ventiladas es que proporciona una alta protección frente a agua de lluvia y condensaciones, también contra actos vandálicos como golpes o grafitis. Aunque destaca por que se trata de un material que protege el edificio frente a las inclemencias atmosféricas excesivas, tanto exceso de calor en verano como en el frio de invierno.

¿Cuánto cuesta una fachada ventilada y una de SATE?

Precio fachada ventilada:

Puede variar mucho dependiendo del material exterior seleccionado. No sólo por el precio de este material exterior sino también por el sistema de anclaje necesario. Si pesa más hará falta un anclaje más robusto y de acero inoxidable. Pero si es un material más ligero y de madera pueda emplearse una subestructura de pequeños perfiles de madera.

Mira este post relacionado  Tipos de Fachadas

El precio de una fachada ventilada oscila entre los 85€/m2 (con anclaje puntual) y hasta los 200€/m2 (con anclaje de acero inoxidable).

Como se podrá apreciar el precio tiene un muy amplio rango de posibilidades según el material escogido.

Precio fachadas con SATE:

El Sistema de Aislamiento Térmico Exterior (SATE) funciona con la instalación de una serie de paneles aislantes que pueden ser de lana minera, poliespán, poliestireno, etc. Esto permite la eliminación de puentes térmicos.

El coste oscila entre 50 € por metro cuadrado a 80 € metro cuadrado e incluyen mano de obra, materiales, andamios, medios auxiliares. Aunque dependerá también del tipo especifico de finca.

Los comentarios de esta entrada están cerrados