Mecanoviga, refuerzo de estructuras

Mecanoviga, qué es y en qué consiste

¿Qué es la Mecanoviga?

Mecanoviga es un sistema metálico de refuerzo para vigas, que consta de perfiles telescópicos prefabricados que ensamblamos por medio de tornillerías de altas resistencias bajo la vigueta que se tenga que reforzar.Todo ello con las homologaciones precisas para su uso.

Ventajas del uso de la Mecanoviga

Los sistemas de refuerzos con mecanoviga muestran una diferencia notable frente a otros métodos porque este sistema no necesita la demolición de las viguetas, ni tampoco el forjado. Esto es una gran ventaja, puesto que implica una mayor rapidez y un nivel de intervención mucho menor que otros métodos. Al llevar a cabo el refuerzo desde una posición inferior del forjado que se encuentra en mal estado, no es necesario proceder al desalojo de los pisos sobre este forjado.

Otra de las ventajas destacadas del uso de una mecanoviga, es la ausencia de cortes en los elementos metálicos o soldaduras existentes dentro de una obra. Además, también se destaca el buen ensamblaje debido a los múltiples ajustes de todas las piezas que lo componen. Los sistemas metálicos se encuentran cincados y bicromados desde fábrica, por lo que no es necesario emplear en la otra otros tratamientos complementarios para asegurar la durabilidad.

Ventajas de la mecanoviga

Cabe destacar que una mecanoviga está formada a partir de unos perfiles de acero que está compuesto a su vez por tres piezas que se ensamblan mediante tornillos de alta resistencia, que están colocados para reposar sobre cartelas metálicas que ya están instaladas en los extremos de esta (principalmente sobre elementos estructurales, como pueden ser muros o pilares).

Cómo se realiza el montaje de una Mecanoviga

Cómo hacer el montaje de una mecanovigaPara realizar el montaje de una mecanoviga que se va a utilizar, necesitamos hacerla bajo la vigueta que queremos reforzar, a pocos centímetros de esta, por lo tanto, este sistema implica una merma de altura aproximada de entre 15 y 20 centímetros, siempre dependiendo del caso en el que estemos.

Cuando ya se ha realizado el primer paso de montaje como hemos indicado, se procede a recatar con morteros de reparación sin retracción el hueco entre las viguetas originales y las mecanovigas. Esto es necesario para poder completar la entrada en carga de la viga.

En caso de seleccionar u optar por otro tipo de sistema, como el del arreglo convencional en viguetas ya existentes, siempre se puede conseguir devolver su estado de fortaleza original. Si realizamos el refuerzo con esta metodología, estaríamos dotando de una resistencia extra muy interesante para la estructura.

¿En qué casos se aconseja el uso de la mecanoviga?

La mecanoviga es un sistema útil para distintos casos, pero su utilidad es en especial aconsejable en determinadas situaciones:

  • Donde se realice un cambio de uso y sean necesarias mayores resistencias. Es frecuente que para llevar a cabo una nueva actividad se tenga que considerar una mayor carga que la original.
  • En los viviendas en los que haya viguetas de madera afectadas por termitas.
  • Vigas de hormigón afectadas por aluminosos, carbonatación, cloruros, sulfatos, etc.
  • Vigas metálicas en avanzado estado de oxidación, habituales en cubiertas sin impermeabilizar.
Los comentarios de esta entrada están cerrados