Fachadas con lesiones de obra vista

fachadas de casas

Lesiones, Seguidamente se hace un recorrido de las lesiones

Deficiencias que pueden encontrarse en las fachadas de ladrillo visto. Dichas lesiones agrupadas según las causas que las producen se:

Fabricación del ladrillo

Su proceso es complejo y, si no se observan unas condiciones de calidad, se pueden producir las lesiones siguientes, caliches: son concentraciones de óxido de cal que aparecen en los ladrillos; cuando la pieza se moja en agua, aumenta su tamaño, lo que puede dañarla (en nódulos superiores a 0,5 mm). Cuando en la fabricación del ladrillo hay deficiente preparación y moldeo, se produce el caliche.

POR LA FABRICACIÓN DEL LADRILLO

• Retracciones • Movimientos diferenciales
POR LA CALIDAD DEL MORTERO

• De lluvia • Capilaridad • Condensación • Eflorescencias • Accidentales
POR LA PRESENCIA DEL AGUA

• Desprendimientos • Suciedad

POR EL PASO DEL TIEMPO

Fachadas vistas convencionales. Lesiones y reparaciones que constituye nódulos de caliza insuficientemente triturada en el proceso. El principal problema estriba en la detección, pues sólo se puede apreciar en la superficie del ladrillo, y se manifiesta en la fábrica, pasados unos tres o cuatro meses de haberse ejecutado. Se manifiesta más rápidamente en verano que en invierno. Debido a la dificultad de solución, se aconseja comprar el material a fabricantes de calidad y a los que se puede exigir el certificado de idoneidad.
– Exfoliaciones: si se utilizan arcillas excesivamente plásticas, durante el proceso de fabricación las partículas se orientan por el rozamiento con la hélice de la galletera, quedando las capas de arcilla yuxtapuestas pero no tratadas; y si además contienen sílice inerte, se producen exfoliaciones y roturas frágiles en las piezas. Así, se desprende la capa superficial del ladrillo, sin llegar a desprenderse. También se las conoce como “erosiones”

–  Cocción de los ladrillos: los defectos por cocción pueden originarse por dos motivos: que el horno no alcance la temperatura necesaria o que el ladrillo esté menos tiempo del requerido para su cocción. En estos casos no se forman las fases vítreas ni se alcanzan las resistencias mecánicas adecuadas. También puede haber un cambio en la fase del cuarzo que produzca microfisuraciones alrededor de cada grano del material, lo que disminuye la resistencia mecánica de la pieza

Los comentarios de esta entrada están cerrados