Fachadas obra vista

rehabilitación de fachadas de obra vista

Edificios con fachadas Obra Vista:

Este tipo de fachada, que puede ser principal, posterior y lateral, se utiliza mucho en España en todas las regiones, ya que es duradera, eficiente constructivamente y de fácil mantenimiento y conservación.

El ladrillo tiene forma ortoédrica, moldeada, secada y horneada a alta temperatura para que el material que lo compone, las arcillas, alcance dureza y cohesión para que se pueda utilizar como material básico de las fachadas en los edificios.

Este prisma rectangular tiene diferentes dimensiones que reciben distintos nombres.

Las dimensiones se denominan “soga”, “tizón” y “grueso”; la soga es la de dimensión mayor. Las diferentes caras del ladrillo reciben el nombre de “tabla”, “canto” y “testa”; la tabla es la mayor.

Por lo general la soga tiene el doble de longitud que el tizón o, más exactamente, dos tizones más una junta, lo que permite combinarlos libremente. El grueso, por el contrario, puede no estar modulado, pero no es habitual debido a que todas estas medidas se encuentran.

Desde FachadasBarcelonaRehabilitación ya hemos trabajado con anterioridad con este tipo de obra vista y los resultados fueron óptimos. Si necesitas saber más, puedes acceder a nuestra pestaña de proyectos para informarte acerca de los trabajos que hemos efectuado.

Tipos de ladrillo que puedes encontrar:

Ladrillo perforado

Este ladrillo está caracterizado por contar con perforaciones, en la tabla que ocupan más del 10% de su superficie. Se utiliza mucho en la ejecución de fachadas. Suele ser el que predomina en las fachadas de la zona central del país y en comarcas próximas. Dispone además de una gran variedad de tonos y colores distintos.

Ladrillo macizo

Este tipo de ladrillo posee menos de un 10% de perforaciones en la tabla. Algunos modelos presentan rebajes en dichas tablas y en las testas para la ejecución de muros sin llagas. Un ladrillo con mucha solidez y un de los más empleados en cualquier tipo de obras. Sin duda, es de los comúnmente conocidos.

Ladrillo de tejar o manual

Simula los antiguos ladrillos de fabricación artesanal, con apariencia tosca y caras rugosas tan característicos del tipo de ladrillo. Tiene buenas propiedades ornamentales y se emplea mucho en restauración y rehabilitación.

Ladrillo aplantillado

Este ladrillo tiene un perfil curvo, de forma que al colocar una hilada de ladrillo, generalmente a sardinel, conforma una moldura corrida. El nombre proviene de las “plantillas” que utilizaban los canteros para labrar las piedras y que se usan para dar la citada forma al ladrillo.

Ladrillo hueco

Posee perforaciones en el canto o en la testa que reducen el peso y el volumen del material empleado, facilitando así su corte y manejo. Los que tienen orificios horizontales se emplean para las tabiquerías que no van a soportar grandes cargas. Pueden ser de varios tipos: reguladas según normativas de calidad de producción.

Si necesitas más información sobre estos materiales o cualquier otra consulta relacionada, no dudes en contactar con nosotros.

Los comentarios de esta entrada están cerrados